Síntomas de que el parto esta cerca

El cambio de la forma de la barriga

Hay bebés que se acomodan solos cuando ya llega el momento de dar a luz  (es decir se colocan cabeza abajo entre la pelvis de la madre) minutos antes de su llegada al mundo, pero la mayoría lo hacen dos o tres semanas antes del parto .

Te darás cuenta de que esto sucede , ya que la barriga se te cae, lo que le permite respirar mejor. Como compensación, se va a sentir más presión en la pelvis que te fuerza a ir al baño repetidas veces.

Cómo comportarse: Cuando haya terminado de acomodarse , se, inclina el vientre hacia adelante, presionando la vejiga. Es recomendable vaciarla completamente y se puede ahorrar algún que otro paseo en el servicio.

No te confundas: El cambio en la forma de tu intestino no tiene que ver con lo que has vivido hasta ahora (el vientre más picudo, más amplio...), que debe estar en la posición que ocupaba la posición de su bebé.

Embarazada

Aparecen falsas contracciones

Antes de que lleguen las verdaderas contracciones de parto, se sienten muy suaves, cortas e irregulares, contracciones .

Te enterará de que no son auténticos porque en vez de aumentar la frecuencia , irán decreciendo y volviendose más suaves hasta cesar.

Se deben a dos causas: en primer lugar tu cuerpo ya no produce tanta progesterona, que es la hormona que impide que el útero se contraiga (tu músculo,al expandirse, se muestra ansioso por volver a su estado natural).

Y en segundo lugar, se está generando una cantidad superior de oxitocina, una hormona que activa el scrum.

Gracias a estos falsos scrum, las fibras musculares del útero reblandecen , y esto hace que el cuello del útero, ya que se expande, pierda su forma natural.

Esta fase se denomina médicamente“borramiento del cuello" y es considerada como el primer paso del parto (ojo, del proceso, no del parto en sí).

Cómo comportarse: Respira profundamente y trata de dormir, da un paseo o, simplemente, cambia de postura. Verás cómo las contracciones cesan en poco tiempo. Ahora, toma las cosas con más calma . Acelerandote solo aumentas el , estrés, si  el riesgo es relativamente alto, póngase en contacto con el doctor antes de lo que te corresponde.

No te confundas: las falsas contracciones, aunque son molestas, no son tan dolorosas como un parto.

se produce la pérdida del tapón mucoso

Es una sustancia de aspecto gelatinoso y transparente de color, blanquecino o rosáceo, cierra la abertura del cuello del útero y protege al bebe de ciertas infecciones durante el embarazo.

la expulsión como regla general, es la causante de las falsas contracciones y puede ocurrir horas o días antes del parto, pero siempre indica que el proceso ha comenzado.

Cómo actuar: Si te das cuenta de que fue expulsado el tapón, mantén la calma (hay embarazadas que no creen que se pierde). En la actualidad no hay ninguna razón para ir directo a el hospital, es posible incluso que pase hasta una semana para dar a luz.

No te confundas: Recuerde que la mucosa del tubo es la acumulación de secreciones (tubo, literalmente hablando que no debe confundirse con la mayor cantidad de las secreciones de la vagina que tienden a tomar durante todo el embarazo, ni las pérdidas de orina, propias de esta etapa en la que te encuentras) .

Se rompe la bolsa amniótica

Romper aguas significa que se ha roto la bolsa que contiene el líquido amniótico, en el que está inmerso el niño y gracias a la cual puede sobrevivir.

Esto no pasará inadvertido, porque te sentirás empapada (de golpe o poco a poco).

Cómo comportarse: ver el color del líquido. Si es transparente , todo estará bien. Tomar una ducha, tome sus cosas y, sin alarmismos, sal a hospital. Sólo si el líquido es oscuro o rompes el agua antes de salir de cuentas deberás acudir al hospital con carácter urgente para prevenir complicaciones.

No te confundas: Si el líquido es transparente pero tiene rastros de sangre, no debes alarmarte. Esto es debido a que has roto aguas y se fue expulsado el tapón mucoso al mismo tiempo, algo normal. Actúa como si el líquido fuera transparente.

Las verdaderas contracciones

En la mayoría de los casos se inician de una manera suave y espaciada, no suelen durar más de 20 segundos y va aumentando poco a poco.

Sentirás molestias en la espalda y los riñones, que lentamente se dirigirán hacia la zona inferior de tu abdomen, poniéndotelo muy difícil.

Cómo actuar: Controla el tiempo que se encuentra entre las contracciones y cuando sucede cada 10 minutos, con una duración de 30 segundos, anda a la clínica.

No te confundas: Que sientas contracciones no significa que estas a punto de dar a luz ya. Si eres joven, por lo general tarda de ocho a doce horas la terminación de la expansión (10 cm) y si ya has tenido más hijos, necesitará al menos dos horas para culminarla.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.